Nos complace traerte este libro, El corazón de bondad, Libro 4, en la serie de libros Descubriendo mi verdadero Yo. Debido a que es muy importante ser bueno, deseamos mostrarte el corazón de bondad a través de estas historias:

De la misma manera que con el Libro 3, este libro está lleno de cuentos de hadas. Puede que tú ya conozcas algunos de estos cuentos de hadas, porque han sido contados por todas partes del mundo durante muchos años. Otros pueden ser completamente nuevos para ti. Pensamos que los vas a disfrutar, tanto como las actividades que ha planeado tu maestro para ti, que van junto con las historias.

Los cuentos de hadas nos enseñan que hay consecuencias de las buenas y malas acciones. ¿Sabes que significa consecuencias? Son las cosas que pasan debido a nuestras buenas o malas acciones. Nuestras buenas o malas acciones vienen de lo que tenemos en nuestro corazón.

En estos cuentos de hadas, las personas que tienen un corazón amable, hacen cosas buenas y disfrutan de consecuencias felices: un zapatero agradecido y su esposa tienen éxito; una devota niñita fosforera se une con su amada abuela para siempre; amigos leales y fieles se salvan mutuamente del mal y permanecen siempre juntos; y un joven cariñoso se transforma en príncipe.

Del mismo modo, aquellos que tienen un mal corazón que les hace hacer cosas malas, tienen consecuencias malas: un zorro malo es atrapado por cazadores; una esposa egoísta se vuelve pobre; hermanos malos son proscriptos de su reino; a niñas egoístas ¡las llenan de hollín y son llevadas por todas partes por sus propios zapatos!

Por supuesto, la vida real no es como los cuentos de hadas. Sabemos que los cuentos de hadas son “de mentira”. A la vez, nos enseñan lecciones importantes sobre la vida. Nos enseñan que hacer cosas buenas por tener un buen corazón nos traerá felicidad y fortuna. Y en eso, por lo menos, ¡aún el cuento de hadas más fantástico, es cierto!

Disfruta entrando en el mundo de fantasía y de aventuras con algunas de las interesantes personas que encontrarás allí. Cuando regreses a la vida real, por favor trae contigo la lección más importante de este libro: un corazón de bondad es un tesoro para toda la vida.