Los amigos son como las joyas, algo precioso para ser atesorado. Así como conservamos las joyas en un lugar seguro, debemos mantener a nuestras amistades en un profundo lugar seguro dentro de nuestros corazones. Siempre debemos apreciar y ser leales a nuestros amigos. El apoyo y los buenos sentimientos que ellos otorgan a nuestras vidas, no puede ser reemplazado. Los amigos verdaderos son como las piedras preciosas.

Desafortunadamente, muchas personas van por sus vidas sin siquiera descubrir el gran regalo de la amistad. Entonces, sienten un vació en sus corazones. Las personas solitarias y sin amigos a menudo sienten una falta de valor e importancia, y además físicamente son menos saludables. En especial para los adolescentes, lo más importante en sus vidas es tener un grupo de amigos que les acepten. Generalmente nos sentimos más cercanos a nuestros amigos que a nuestra propia familia.

Las Virtudes de la Amistad de Aceptación, Comprensión y Lealtad
Un amigo verdadero es alguien que nos acepta y nos comprende profundamente, con quien podemos compartir cualquier problema. Podemos confiar completamente en dichos amigos, compartiendo libremente los secretos de nuestros corazones. Sabemos que nuestros amigos nos seguirán apreciando a pesar de nuestros problemas; ellos entienden porque somos de tal manera; mantendrán seguro nuestros secretos. Todos necesitamos esa clase de amigos.

El primer paso para encontrar ese tipo de amistad es convertirnos en un verdadero amigo nosotros mismos. ¿Tenemos nosotros las virtudes de la amistad de la aceptación, comprensión y la lealtad?

Desde luego, el aceptar no significa que debemos aceptar cualquier forma de comportamiento de nuestros amigos. Como fue indicado en el capítulo anterior, eso no sería amar verdaderamente a nuestros amigos. Si un amigo está haciendo algo malo o destructivo, un buen amigo señala dichas actitudes. En otros casos, el comportamiento de un amigo podría lastimar la amistad y se vuelve cada vez más difícil de aceptarlo. Si ese comportamiento está realmente molestándote, lo mejor es hablar esa clase de cosas, honestamente con el amigo: “Siempre termino pagando cuando compramos unos refrigerios. Dices que estás sin dinero, o que lo gastaste o lo olvidaste. No me importa pagar algunas veces, pero no todo el tiempo. ¿Qué podemos hacer al respecto?”.

La aceptación significa que queremos a la persona como es, y somos capaces de no preocuparnos o discutir las cosas con ellos que son insignificantes. Aceptamos que nuestro amigo(a) es una buena persona.

Disfrutamos la compañía de nuestro amigo, nos agradan cuando nos llaman. Disfrutamos estar juntos. Si a nuestro amigo le gusta alguien o algo, aceptamos que la otra persona o cosa es de valor.

Relacionado a la aceptación está la comprensión. Los amigos se entienden mutuamente. Comprende porque el otro piensa, actúa o siente de cierta forma, pueden contarlo, porque ellos piensan, actúan o sienten de igual forma como si estuvieran en los zapatos de su amigo. Pueden simpatizarse con sus amigos; aun cuando un amigo cometa un error, la persona que acepta, lo entiende y se simpatiza, aceptando a su amigo aunque tenga que pasar vergüenza y angustia, tratando de aliviar las penas de su amigo y hacer que se sienta mejor.

El lado más importante de la amistad es la verdad. Un buen amigo está siempre allí por su amigo. Un buen amigo es real, él o ella nunca te abandonará, a un amigo se le puede confiar secretos. La confianza entre los amigos es tal que ellos pueden revelar profundamente sus pensamientos y sentimientos mutuos, sin temor de ser traicionado o rechazado. Un amigo dirá buenas cosas acerca del otro amigo, aun cuando éste no esté presente. Un amigo no permite que otros digan cosas malas acerca de su amigo. Un buen amigo mantiene su palabra y es honesto. Esto edifica confianza en la amistad. La amistad no puede sobrevivir sin la confianza.

Los amigos llegan a entender, aceptar y confiar el uno al otro en todo momento, mientras comparten sus corazones y experiencias. ¿Recuerdas que tus padres siempre te decían que compartas con tus hermanos y hermanas? En ese entonces podría verse como una molestia, pero era un entrenamiento para la amistad.

Haces amigos al compartir tu tiempo, problemas, alegrías, ayudas, energía y secretos. Con el tiempo, los amigos se comparten más entre ellos, a medida que crecen en la aceptación, comprensión y confianza. Este compartir es un entrenamiento para el matrimonio, de lo cual, los científicos dicen que es la más grande amistad en la vida de una persona.

A continuación, algunos adolescentes comparten acerca de sus amigos y de su aceptación, comprensión y confianza:
  • Somos como hermanas. No tenemos que aparentar nuestras actuaciones. Solo debemos ser auténticos (13 años).
  • Tu mejor amigo es aquel que te entiende y te agrada a pesar de los rumores o lo que alguien diga… Podemos estar enojados el uno al otro y aún así continuar siendo amigos… Puedes hablar sobre cualquier cosa con tu mejor amigo (14 años).
  • Simplemente puedes quedarte en silencio. No siempre tienes que hablar o explicarlo todo. Tu amigo te entiende. Nunca te sientes incómodo. No tienes que preocuparte en perderlo(a). Él o ella siempre será tu amigo(a) (15 años).
  • Mi amigo y yo hemos estado juntos por mucho tiempo. Hemos compartido buenos momentos y también tiempos difíciles… Un amigo es fiel contigo sin importar lo que suceda. Muchas veces, si hablan mal de ti, las personas tratan de evitarte o actúan como si no te conocieran. ¡Pero un amigo nunca te traicionaría de esa forma! (16 años).

¿Cómo Tener Amigos?
A pesar de que la mayoría de las personas, en el mundo, añoran tener amistades profundas, a menudo no pensamos, tan profundo, acerca de cómo desarrollar dichas relaciones. De hecho, desarrollamos las amistades siendo buenos con los demás, por medio del cuidado, haciendo esfuerzos y dando.

A fin de creer, la amistad requiere ser cuidada. Algunas amistades parecen sucederse naturalmente, sin embargo, aún las amistades más espontáneas requieren algún esfuerzo. Si un amigo nunca llama, nunca se esfuerza por estar juntos, nunca deja a un lado otras cosas por el beneficio del amigo, nunca da un presente, envía una tarjeta o hace una invitación; esa persona nunca será capaz de conservar sus amistades. Los amigos tienen que darse el uno al otro.

Desde luego, para tener cualquier clase de amistad, necesitas comenzar primero. A fin de tener amigos, ve donde está la gente. ¡No esperes que las personas vengan donde ti! Únete a un equipo o a un club. Se voluntario en algún lugar y trata de conocer a los demás voluntarios. Camina a la casa con alguien y entabla una conversación. Siéntate junto a alguien de la clase, al mirar un juego y empieza a conversar. Llama a alguien que ha manifestado querer estar juntos y has un buen plan. ¡Si te esfuerzas, pronto tendrá más amigos!

Siendo un buen amigo
“Para tener un amigo, hay que ser un amigo” Raph Waldo Emerson, escritor
  • No seas demasiado dependiente y exigente, siempre queriendo que tu amigo preste atención solo a ti y que no tenga otros amigos y cosas que hacer.
  • No ocupen todo el tiempo conversando acerca de los problemas. Ambos se cansarán.
  • Cuando dices que vas a llamar o que se reunirán, hazlo. Un descuido en llamar, o una promesa rota, lastima la amistad.
  • Es mejor escuchar que hablar.
  • No te burles de los gustos y opiniones de tus amigos, aun cuando sean diferentes a los tuyos.
  • Lúcete atractivo y limpio cuando estés con tus amigos.
  • No construyas tu amistad por arruinar a otros. Aunque pueda ser divertido murmurar, diciendo cosas malas en contra de los demás, así no se edifica una amistad. Esto puede conducir a que los amigos se pregunten: “Si él o ella, habla tan mal de los demás a sus espaldas, ¿qué no dirá acerca de mí a mis espaldas? ¿Puedo realmente confiar en él o ella?
  • Recuerda el viejo refrán; “Un amigo en necesidad, es de hecho un amigo”. Las cosas no siempre son color de rosas para nuestros amigos o para nosotros. El apoyo de nuestros amigos es importante cuando estamos enfermos, en problemas o pasando por un momento difícil. Ya que necesitamos esta clase de ayuda de nuestros amigos, así lo debemos compensar cuando ellos estén pasando por dificultades. Permanece con tus amigos durante los tiempos malos como también en los buenos.

Problemas Entre los Amigos
Sin duda que has tenido peleas con tus amigos. Los problemas pueden surgir aún entre los mejores amigos. Si lo piensas de esta manera, no te sorprendas que algunas veces los amigos se peleen. En cualquier momento, las personas cercanas de vez en cuando se pelean.

Abajo esta una lista de algunos de los problemas que pueden involucrar a los amigos. Toma tu tiempo y analiza el problema que te concierne. Al final de la lista, agrega cualquier otro problema que has experimentado, que no este en la lista.
  1. Tus padres no aprueban a tu amigo y no les agrada que pases tu tiempo con él o ella, o los padres de tu amigo no te aprueban.
  2. Tu amigo actúa de una forma cuando está contigo y de otra forma cuando está en un grupo de personas.
  3. Algunas veces tu amigo te hace duras observaciones, te critica o hace cosas que lastiman tus sentimientos.
  4. Tu amistad está cambiando. Ya no están tan cercanos como antes solían estarlo.
  5. Tu amigo fácilmente se siente ofendido cuando pasas tiempo con otros amigos cercanos, o tú te sientes lastimado cuando tu amigo comparte tiempo con otros amigos.
  6. Tu amigo es demasiado variable. Un día son los mejores amigos, al siguiente día no lo son.
  7. Tienes dos amigos que no se llevan bien. Te sientes presionado entre ellos.
  8. Tu amigo no guarda los secretos que has compartido.
  9. Eres cercano con tu amigo, pero los demás simpatizan poco con él. Las personas alrededor de ti se preguntan por qué eres amigo con esa clase de persona.
Presenta algunas ideas creativas, con tus compañeros, para solucionar estos problemas comunes de la amistad.

Cuestionario para Reflexionar
  1. ¿Cómo eran tus primeras amistades en tu niñez?
  2. ¿Cómo son tus actuales amistades, en comparación con las de tu infancia?
  3. ¿Qué clase de amigos te gustaría tener?
  4. ¿Te sientes lo suficientemente bueno para tener amigos? ¿Por qué si? o ¿Por qué no?
  5. ¿Qué es lo que más temes cuando se trata de tener amigos o amistades?
  6. ¿Qué es lo que esperas de tus amigos?
  7. ¿Qué es lo que das a tus amigos?
  8. ¿Cómo puedes ser un mejor amigo?
  9. ¿Eres el mejor amigo de alguien?

Ejercicio: “Entrevista de Amistad”
Desarrolla la siguiente entrevista con uno de tus padres, un abuelo o alguien mayor a quien respetes:
  1. ¿Cuándo usted tenía mi edad, tenía un buen amigo? En caso de tenerlo, cuénteme acerca de esa persona. ¿Cómo llegaron a ser amigos? ¿Qué le agradaba de esa persona?
  2. ¿Todavía ve a esa persona? Si es el caso, ¿cuán frecuente lo ve? ¿Cómo se mantiene en comunicación? Si no es el caso, ¿cómo y por qué terminaron su amistad o perdieron contacto entre ustedes?
  3. Me gustaría leer una lista de problemas que a veces tienen las personas con sus amigos (lea en voz alta la lista). ¿Usted y sus amigos alguna vez pasaron por estos problemas? Si es el caso, ¿cómo se sentía acerca de eso, en ese entonces? ¿Cómo se siente acerca de eso ahora que es mayor? ¿Cómo terminó las cosas? Si tiene el mismo problema ahora, ¿lo manejaría en forma diferente?
  4. En este momento tengo un problema con uno de mis amigos (explique el problema, que podría tener con un amigo y cómo te sientes al respecto). ¿Alguna vez ha tenido este problema o algo similar? Si es el caso, cuéntelo. ¿Cómo resolvió el problema? ¿Qué haría si estuviera en mi lugar? ¿Qué consejo me daría?


Ejercicio de Reflexión
  1. ¿Tienes un mejor amigo?
  2. ¿Cuál es la razón principal para hacer amistad con alguien?
  3. ¿Qué cualidades te gusta más de tus amigos?
  4. ¿Qué es lo que más te molesta de tus amigos?
  5. ¿Qué cosas piensas que les agradan más tus amigos de ti?
  6. ¿Qué cosas piensas que les molestan a tus amigos acerca de ti?
  7. ¿Cuál es el mejor momento que tu y tu amigo han tenido alguna vez?
  8. ¿Cuál es la peor pelea que tu y tu amigo han tenido alguna vez?
  9. ¿Si no tienes buenos amigos, qué puedes hacer al respecto?