Había tres hombres ciegos, quienes, un día, fueron juntos para ver a un elefante. ¡Ninguno de ellos había, jamás, escuchado de un elefante, antes y no sabían, incluso, que el elefante es un animal! Estaban muy curiosos y se determinaron a acercarse al elefante, uno a uno.

El primer ciego vino al elefante y se apegó en su enorme costado.
Él dijo: “¡Este elefante es como una pared!”
El segundo ciego caminó a la cabeza del elefante y chocó con el colmillo. Era afilado, puntiagudo y liso.
Él gritó: “¡Un elefante es como una lanza!” “¡Wow!”
El tercer ciego se acercó al elefante desde un costado y tocó su gran oreja.
“¡Wow!” dijo él: “¡Un elefante es como un ventilador. ¡Podría usar un ventilador como este en un día caluroso!”
¡Bueno, ellos discutieron y discutieron sobre lo qué es un elefante, y debido a que no se escuchaban y aprendían uno a otro, nunca encontraron la verdad!
Objetivos del plan de la lección
Cognitivo: Los estudiantes entenderán, que las cosas son mejores cuando hay cooperación y trabajo en equipo.Afectivo: Los estudiantes se sentirán felices, por trabajar junto a los demás, para cumplir una tarea.Conducta: Los estudiantes jugarán un juego en donde la cooperación, con los demás, les ayudará a ganar. Los estudiantes dibujarán, expondrán y describirán dibujos de personas en cooperación.
Sesión de clase 1
Materiales necesarios:
  • Foto, dibujo o pintura de un elefante, que muestre todas las partes que estaban en el cuento
  • Un abanico (está bien papel doblado como abanico)
  • Una tabla
  • Una espada plástica
  • Tres pañuelos o bandanas para vendar los ojos

Lea el cuento a los estudiantes. Presénteles una pintura, foto o dibujo de un elefante, que muestra todas las partes que estaban en el cuento. Mencione, que a esto es como realmente se parece un elefante.
Haga las siguientes preguntas:
  • ¿Por qué el primer hombre ciego pensó que el elefante era una pared?
  • ¿Por qué el segundo hombre ciego pensó que era una lanza?
  • ¿Por qué el tercer hombre ciego pensó que era un abanico?
  • ¿Por qué ellos discutieron?
  • ¿Y, llegaron a entender lo que era un elefante?

Pregunte a los estudiantes, sobre lo que podrían haber hecho, de forma diferente, los hombres ciegos en el cuento, para que ellos pudieran descubrir lo que era un elefante. Después de escuchar sus ideas, hable sobre el trabajo en equipo y la cooperación. Defina estas palabras, como: “trabajar juntos como un equipo para hacer algo.” Dibuje un paralelo de equipos de deporte, trabajando juntos, para lograr un gol o ganar un juego.
Diga a los estudiantes que van a actuar en el cuento. Muéstreles los accesorios: un abanico, una tabla y una espada plástica. Pida a 6 niños, que se ofrezcan como voluntarios para ayudar. Los otros se sientan en un círculo, alrededor de estos 6 niños, dándoles amplio espacio. Deles el abanico, la tabla y la espada plástica, a los 3 estudiantes y hágales que estén de pie, juntos, en el centro del círculo. Ponga la venda en los otros 3 estudiantes. ¡El maestro narra, mientras los niños actúan el cuento, tomando toda precaución para que nadie se lastime!
¡Intente añadir una nueva conclusión al cuento: los tres hombres ciegos se cogen las manos y exploran juntos al elefante y así descubren, qué es un elefante: un elefante es todas estas cosas y mucho más!
“¡Vamos a llevarlo a casa!” ellos dicen. Recuerde a los niños de las palabras de cooperación y el trabajo en equipo.
Sesión de clase 2
Materiales necesarios:
  • Dibujo grande de un elefante hecho a mano
  • Dibujo de la cola de un elefante
  • Un pañuelo o bandana para vendar los ojos
  • Alfiler, tachuelas o cinta adhesiva

Esta es una actividad complementaria, sobre la cooperación y el trabajo en equipo.
Empiece preguntando, “¿se acuerdan del cuento de los hombres ciegos y el elefante? ¿Qué sucedió? ¿Qué podrían haber hecho los hombres ciegos?” Utilice las palabras del trabajo en equipo y la cooperación. Luego, pregúnteles, “¿quieren jugar un juego en donde aprenderán sobre estas palabras?”
El juego es “Sujetar la cola en el elefante.” Los niños se turnan, intentando sujetar la cola en el elefante grande, dibujado a mano, mientras están vendados. Si hay una cartelera podrá ser usada, para poner el dibujo del elefante y los niños pueden usar un alfiler o tachuelas, para sujetar la cola. Si no hay cartelera podrá ser usada una pared, y el dibujo y la cola podrán sujetarse con cinta adhesiva. También se podría dibujar, a mano, un elefante en la pizarra y la cola hecha con cinta adhesiva.
Todos se turnan. Diga a todos los demás estudiantes, que ninguno debe decir nada al estudiante vendado; sino que deben dejarlo a él o a ella sujetar la cola, sin ayuda. La mayoría no tendrá éxito.
Haga un círculo y hable, sobre cómo se sintieron. ¿Era difícil hacerlo sin que alguien los ayude, cuando no podían ver? Sugiera que intenten de nuevo; pero, esta vez, alguien les dará direcciones, tales como: “vaya a la izquierda, vaya a la derecha,” etc. Empareje a los estudiantes y hágales turnarse, para sujetar la cola en el elefante, con una guía verbal del compañero.
Haga otro tiempo de círculo. Pregunte, “¿cómo les fue esta vez? ¿Era más fácil? ¿Han hecho la tarea con algo de trabajo en equipo? ¿Fue más divertido, porque en realidad lo pudieron hacer o se aproximaron más?” Esto podrá dirigir a una discusión, sobre donde miran la cooperación en la escuela, en la casa y en sus comunidades.
Pueden terminar la actividad, dibujando a sí mismos, haciendo algo con los demás. Esto podría ser sobre la cooperación entre maestro y estudiante, entre hermanos o entre la gente en una vecindad, ayudándose mutuamente.
Termine la actividad en donde, los estudiantes exponen y describen su obra. Enfatice que la clase estará practicando la cooperación y el trabajo en equipo, todo el año, porque éstos son muy importantes.