Un día, una hormiga estaba buscando la comida a lo largo de la orilla del río para llevarla al hormiguero. Una ráfaga pequeña de viento sopló a la pobrecita hormiga al río. ¡Ella, estaba en un gran problema! ¡Y el agua estaba arrastrándola muy rápido!
Afortunadamente, una paloma estaba cerca. La paloma miró a la hormiga caer en el agua y decidió ayudarla. Ella, rápidamente, encontró una hoja y la agarró en su pico, empujándola hacia la hormiga que se ahogaba. La hormiga fue capaz de arrastrarse hasta la hoja, de forma segura. La hoja era llevada por el río a la orilla. La hormiga saltó de la hoja, agradeció a la paloma y corrió a casa.
Después de algunos días, la misma hormiga estaba buscando, de nuevo, comida. Su trabajo era encontrar comida, para las otras hormigas que vivían con ella. ¡Estaba mirando alrededor y ahí, debajo de un árbol, estaba la paloma que había salvado su vida! ¡Sin embargo, la paloma estaba en peligro! Un muchacho, con una roca, estaba cerca de ella. El muchacho también había mirado a la paloma, pero, la paloma no había mirado al muchacho.
¡El muchacho estaba a punto de tirar la roca grande a la paloma, cuando la hormiga corrió sobre él y mordió la punta del dedo de su pie desnudo! Mientras él gritó y se agachó para aplastar a la hormiga, la paloma miró el peligro en que ella estaba. Ella voló a la rama de un árbol, mientras la hormiga escapó bajo una roca cercana.
“Estoy muy agradecida a usted, pequeña hormiguita,” la paloma cantó, desde el árbol. “¡Y yo estoy agradecida a usted, querida palomita!” dijo la hormiga. “¡Vamos siempre a cuidarnos mutuamente.” ¡Y así lo hicieron!

Objetivos del plan de la lección

Cognitivo: Los estudiantes entenderán, el valor de la amabilidad y la cooperación. Ellos comprenderán que, cuando son amables, otros, normalmente, serán amables con ellos.Afectivo: Los estudiantes se sentirán aliviados que, tanto la hormiga como la paloma escaparon del peligro, entendiendo que, fue debido a la amabilidad, que ellas sobrevivieron.Conducta: Los estudiantes recitarán la frase: “Lo que das regresará a ti.” Ellos, recitarán la Regla Dorada. Ellos, dibujarán un hormiguero, mostrando a hormigas cuidándose y cooperando unas con otras.

Sesión de clase 1
Lea el cuento a los niños. Mencione que otro título para este cuento podría ser: “Lo que das regresará a ti.” Pida que lo repitan después de usted; luego, que lo digan con usted; anímeles a que intenten recordar este dicho.
Pregunte qué piensan que significa este dicho. Señale que, otra manera de decir la misma cosa es: “Haz a los demás, así como te gustaría que ellos hagan por ti.” Explique que esta es la Regla Dorada. Haga que repitan aquel dicho. Explique que cuando ustedes son amables ante los demás, como respuesta, ellos, también serán amables con ustedes; cuando no son amables ante los demás, como respuesta, ellos, no serán amables con ustedes.
Permita que los estudiantes contesten las siguientes preguntas:
  • ¿Por qué piensan que la paloma salvó a la pequeña hormiga?
  • ¿Por qué la hormiga salvó a la paloma?
  • ¿Cómo se sintió la hormiga cuando la paloma le salvó?
  • ¿Cómo se sintió la paloma cuando la hormiga le salvó?

Mencione que estar agradecidos significa que se sienten felices que, alguien hizo algo por ustedes. Explique que se sienten agradecidos, cuando comprenden que alguien está cuidándoles y está tratando de ayudarles. Pregunte: “Cuando alguien hace algo amable, ¿qué podemos hacer?” Podemos decir: “muchas gracias” o “estoy agradecido por su ayuda.”
Mencione que este cuento tiene un final feliz, porque la hormiga y la paloma fueron amables mutuamente, y ellas cooperaron para salvarse mutuamente la vida. Anime a los niños a recordar la lección de este cuento. Hágales repetir después de usted: “Lo que das, regresará a ti,” y “haz a los demás, así como te gustaría que ellos hagan por ti.”
Explique que lo último se llama la Regla Dorada, porque es muy valiosa.

Sesión de clase 2
Explique que no es sorprendente que uno de los principales personajes del cuento, leído el otro día, era una hormiga (mencione que, “principales personajes” son las personas y animales que el cuento relata más). En la vida real, las hormigas viven y trabajan juntas muy, muy bien.
Muéstreles un dibujo de un hormiguero. Explique que, cada hormiga en el hormiguero, tiene un trabajo que ayuda a las otras hormigas en su hogar. Los hogares de las hormigas se llaman hormigueros, porque están, normalmente, bajo tierra y la puerta está en una pequeña colina de escombros. Dentro del hormiguero, hay muchos túneles y cuartos conectados. Cada cuarto tiene un propósito especial. Un cuarto es una guardería, para las hormigas bebes. Otro es donde se almacena la comida. Hormigas guardianas cuidan la puerta del hormiguero. Ese es su trabajo.
Explique que la hormiga más importante es la más grande de todas las otras. Ella es la hormiga reina. Ella es la mamá de todas las hormigas bebés. Las bebés son cuidadas por hormigas niñeras en la guardería. Hormigas, como aquellas en el cuento, encuentran comida y traen de regreso al hormiguero. De esta forma, las hormigas toman cuidado de cada una.
Los estudiantes pueden ver la ilustración y dibujar sus propios hormigueros. Hágales dibujar hormigas guardianas, hormigas bebés en la guardería, una hormiga reina, etc. ¡Ellos pueden, si desean, poner a los bebés en pequeñas cunas o mantos y poner uniformes en las hormigas niñeras!
Puede guiar a los estudiantes a fuera, para ver si pueden encontrar algunas hormigas recolectoras de comida, como aquella en el cuento. Busquen una línea de hormigas. Mencione que ellas están diciéndose, mutuamente, con sus antenas, donde está la comida, y están ayudándose a llevar la comida de regreso a su hormiguero. Explique que sus antenas son como las orejas, nariz y boca de las personas. Cuando ellas tocan, mutuamente, sus antenas se dicen donde ir para encontrar la comida. ¡Eso es cooperación!