Hace mucho tiempo, había un cuervo que tenía mucha sed. Los pájaros tienen que tomar agua, así como las personas la toman. No había llovido en muchos días y el cuervo tenía mucha sed. Incluso el río estaba seco y parecía que no había nada de agua alrededor.
El cuervo estaba mirando alrededor de un corral, preguntándose qué hacer, cuando miró un cántaro de agua que la esposa del granjero había dejado. Sobrevoló al cántaro y miró en su interior. Efectivamente, había agua, pero estaba en el fondo del cántaro. El cuervo metió su cabeza adentro e intentó alcanzarla.
“Quiero esa agua. ¡Tengo mucha sed! ¡Pero, no puedo lograr que pase mi cabeza a través del cuello estrecho del cántaro!” él gritó.
El cuervo sediento intentó de nuevo y de nuevo; pero, no pudo meter su cabeza a través del cuello del cántaro.
“No me voy a rendir.” él dijo. “¡Tengo que encontrar una manera!”
Él pensó por un rato, mirando alrededor, de nuevo, para ver si podría encontrar algo en el corral que le ayudara a obtener el agua.
¿Tienen algunas ideas sobre cómo el cuervo puede hacerlo?
Bueno, él casi se daba por vencido; pero se dijo a sí mismo, una y otra vez: “¡Tengo que encontrar la manera, tengo que encontrar la manera!”
Finalmente, tuvo una idea: “Eso podría tomar un tiempo largo; pero, no me daré por vencido. ¡Tengo mucha, mucha sed!”
Él fue sobre la colina de piedrecitas. “¡Echaré estas piedrecitas al cántaro, una por una, hasta que el agua suba a la cima! Entonces, ¡podré alcanzarla!” lo dijo con entusiasmo. Así que, él hizo justo aquello. Aquel trabajo, sí le tomó un tiempo largo; pero él nunca se rindió.
Al final, después de que muchas piedrecitas fueron introducidas en el cántaro, el agua llegó a la cima. Muy feliz y agradecidamente, el cuervo tomó el agua.

Objetivos del plan de la lección

Cognitivo: Los estudiantes entenderán que cuando se enfrentan con un problema, pueden detenerse, pensar en eso y con optimismo, encontrar una manera para resolverlo. Además, entenderán que si no se rinden, aun cuando aquello sea difícil, probablemente obtendrán lo que quieren.Afectivo: ¡Los estudiantes celebrarán la victoria del cuervo! Ellos se sentirán seguros para perseverar cuando las cosas se ponen difíciles.Conducta: Los estudiantes experimentarán el desplazamiento, cuando reensayen el cuento. Ellos, participarán en una discusión de cómo los bebés aprenden a caminar y hablar. Ellos, describirán la conducta ingeniosa.

Sesión de clase 1
Materiales necesarios:
  • Cántaro o jarro (es mejor transparente)
  • Pequeñas piedrecitas
  • Agua

Lea el cuento a los estudiantes. Luego, reensaye el cuento, usando los accesorios. Los estudiantes mirarán, por sí mismos, cómo el agua subirá hasta la cima del jarro. Explique a los estudiantes que hay bastante espacio en el cántaro.
A medida que las piedrecitas ocupan más y más de ese espacio, el agua busca el espacio vacío que queda en la cima del cántaro. Pregunte: “¿Qué pasaría si las piedrecitas ocupan todo el espacio, dentro del cántaro? ¡Tienen razón! ¡El agua tendría que salir del cántaro y encontrar un nuevo espacio, fuera de él! Vamos a hacer un experimento y ver si estamos en lo correcto.” ¡Llene el cántaro o jarro con las piedrecitas, hasta que se derrame!
Ahora, sería bueno preguntar: “¿Por qué el cuervo terminó obteniendo lo que deseaba?” Cuando los estudiantes dan la respuesta correcta, deles el reforzamiento positivo: “¡Si! El cuervo pensó en un plan y luego, no se rindió, aun cuando tomó un largo tiempo.”
Pida a los estudiantes que le cuenten cosas que ya lo habían hecho, que eran difíciles, pero ganaron, por medio de no rendirse. Pregunte:
  • ¿Cómo fueron cuando eran un bebé?
  • ¿Qué tenían que aprender para hacer algo? (Aprendieron a gatear, caminar, hablar, alimentarse, por sí mismos y muchas más cosas.)
  • ¿Se recuerdan cuando aprendieron a caminar? (¡Probablemente no! ¡Cuando los bebés están aprendiendo a caminar, los padres están nerviosos, porque los bebés se caen muchas veces y se lastiman a sí mismos! Pero, ellos, sólo vuelven a apoyarse e intentarlo.)
  • ¿Alguna vez han mirado eso suceder?
  • ¿Cómo suenan los bebés cuando intentan hablar por primera vez?
  • ¿Pueden mostrarme?

Haga que los estudiantes demuestren la “conversación del bebé.” Luego, indique que nadie entiende lo que un bebé está intentando decir al principio. Los bebés no saben cómo hacer las palabras. Aun cuando dicen una palabra, no la pronuncian correctamente. ¡Mencióneles que ellos eran así antes; pero, piensen de todas las palabras que conocen ahora! ¿Cuántas palabras conocen? ¿100? ¿1000? ¡Muchas! Nunca se rindieron a aprender de cómo hablar, caminar o alimentarse a sí mismos.
Diga: “¡Ustedes nunca se rindieron! ¡Trabajaron, realmente duro, para ser capaces de hablar, caminar, alimentarse a sí mismos y aquí están! ¡Dense a sí mismos un aplauso!”
Pídales que recuerden este cuento, cuando tienen algo difícil que hacer, y que sigan el ejemplo del cuervo. Dígales que se detengan, piensen, hagan un plan y luego intenten lo mejor de ellos. Encontrarán una manera. ¡Aliénteles a que si quieren rendirse, deben pensar en todas las ocasiones en donde no se rindieron en el pasado y continuaron!

Sesión de clase 2
Juegue un juego de Diez Preguntas. El maestro piensa en algún objeto del cuento que leyeron, como el cuervo. Los estudiantes pueden turnarse, realizando una pregunta, la cual sólo puede ser contestada con un “Si” o un “No.” No pueden suponer cuál es el objeto, hasta que las 10 preguntas hayan sido realizadas. Explique que una pregunta de muestra, para empezar, podría ser: “¿Es algo vivo?” o “¿Es pequeño?” Los estudiantes probablemente revelarán la respuesta demasiado pronto; recuérdeles, sobre la regla del Si o No. Después de las 10 preguntas, cuente hasta 3 y haga que todos digan la respuesta, en voz alta o pida que alguien la conteste. Juegue el juego de nuevo algunas veces, continuando el uso de los objetos en el cuento.
Esto servirá como una base para repasar el cuento. Cuando el juego termine, recuente el cuento brevemente. Mencione que aunque este es un cuento sobre cumplir algo, es también un cuento sobre resolver un problema, por medio de usar lo que está alrededor.
Pida a los estudiantes, resolver los siguientes problemas, por medio de pensar cómo usar lo que está alrededor de la persona en el cuento. Aun cuando tenga que dar a los estudiantes la respuesta correcta, eso estimulará la creatividad y el ingenio, para resolver el problema.
Fui picado por una abeja, mientras jugaba en la tierra. ¡Me duele! ¡Owwww! Su madre le dejó una taza de agua para tomar. ¿Qué puede usar alrededor suyo para que se detenga el dolor de la picadura de la abeja?
  • Respuesta: Mezclar la tierra con el agua, para hacer una pasta de lodo y ponerlo donde la abeja picó.

Mientras cantaba, alrededor de una hoguera de campamento, su amiga se inclinó demasiado, cerca de las llamas y el fuego alcanzó su manga. No hay agua para echarle. No hay suficiente tierra para echarle. Ella está gritando, porque se está quemando.
  • Respuesta: Diga a su amiga que se tire al suelo y se ruede, para apagar las llamas.